ICC Family Business

El intraemprendedor: un nuevo linaje en la empresa familiar

Siempre creí que los fundadores de las empresas familiares son los grandes héroes invisibles de toda economía, por la mayoría que existen a nivel mundial gracias a sus múltiples cualidades (iniciativa, innovación, pasión, coraje, visión, optimismo, liderazgo, ambición, altruismo, entre otras) que los impulsan hacia la búsqueda de una libertad financiera y un mejor futuro para su familia. Trabajando y combinando arduamente la empresa y la familia siendo estos, sistemas complejos y núcleos fundamentales que generan progreso en toda sociedad si se los administra correctamente.

Por otra parte, en retrospectiva, la educación del emprendimiento ha cambio en los últimos años. Desde la elaboración de los planes de negocios, percibidos como tarjeta de presentación de todo emprendedor hacia la estimulación en realizar nuevos negocios atendiendo a la acción y la velocidad de ejecución de sus ideas (incubadoras, aceleradoras, entre otras). Pues todo resulta que el emprendimiento ya no estaría tan de moda y es por esto que, resulta imperativo apuntar hacia una nueva era. La era del intraemprendedor: en la empresa familiar.

El intraemprendedor es una persona que genera una idea de negocio y la pone en marcha basado en una empresa ya existente, usando recursos (económicos, tecnológicos, humanos, etc.) como escenario para generar nuevas fuentes de ingresos. Entre tanto, la diferencia de un emprendedor versus un intraemprendedor es, que el emprendedor creó el negocio desde cero, mientras que el intraemprendedor su punto de inicio es algo ya constituido o creado por un emprendedor.

Así mismo, el intraemprendimiento es un elemento clave para evitar la quiebra de las empresas familiares debido que a medida que la familia crece con miras hacia involucrarse al negocio familiar, debe tener claro que la empresa deberá crecer en igual o mayor proporción para cubrir los gastos de su estilo de vida empresarial y familiar. De no existir un intraemprendimiento en la empresa familiar correría el riesgo de que el negocio no genere más recursos generando una bola de nieve de endeudamiento y en ese sentido, la falta de liquidez que provocaría la muerte del negocio y en muchos casos, rupturas y conflictos en la familia por consecuencia de lo antes mencionado.

En las empresas familiares el intraemprendimiento se expone comúnmente apoyándose en la siguiente generación. El fundador afronta el desafío de crear el negocio familiar pero la siguiente generación, debe afrontar ese reto de intraemprender. Creando una nueva línea de negocio basado en un nuevo producto o servicio, generarían mayores oportunidades para el crecimiento de la empresa familiar y en muchos casos, ayudando a su internacionalización.

Otra forma de un claro intraemprendimiento en la empresa familiar es cuando un hijo(a) no desea involucrarse en el negocio familiar o si tenía el interés pero debido a un conflicto con el fundador busca crear su propio camino. En algunos casos, a fin de evitar que su hijo(a) no trabaje para otras empresas (desperdiciendo su talento y conocimiento), el fundador decide destinar un cierto capital o recurso de la compañía familiar para ayudar a su hijo a poner en marcha el negocio que él desee. Cabe recalcar que el CEO de la empresa familiar deberá de aprobar en conjunto con el Consejo Familiar y Consejo de Administración el plan de inversión y monitorear que el destino de sus fondos sea ejecutado acorde a lo planeado. En la mayoría de los casos, estos fondos no son reembolsables. Ante esto, el hijo(a) ha intraemprendido a diferencia del fundador que seguramente no recibió la ayuda de su padre.

Con profunda reflexión, en mi opinión, la educación del emprendimiento ha dejado de lado este personaje. Pareciera que en algunas instituciones académicas no existe el interés de potencializar y transferir conocimiento de cómo intraemprender en la empresa familiar. Lo que llama mucho la atención de todo esto, es lo común que tiene el intraemprendedor y el emprendedor familiar es, que se han materializado grandes ideas basado en un conocimiento empírico sobre la administración de la empresa familiar y esto es, verdaderamente digno de admirar.

En concreto, el intraemprendedor debe saber actuar en las distintas etapas del ciclo de vida de la empresa familiar y, la generación actual debe incentivar ese “instinto” de intraemprender a la siguiente generación para así, ayudar a garantizar el éxito de su empresa familiar. La combinación perfecta de estos dos actores resulta de gran desafío puesto que, pone en práctica la innovación y la conductividad entre la empresa, familia y el patrimonio.

Al final, debemos comprender que ya existen empresas familiares constituidas que necesitan de suma urgencia un intraemprendedor más aún si están en la madurez o declive de su negocio. Que la actuación de este, ayudará a generar un gran cambio y su ausencia, provocaría una crisis. Pon a prueba a tus hijos para emprender e intraemprender. Identifica el potencial de cada uno de los miembros familiares y sus sueños. Los que comparten tu sueño, involúcralos y emprendan juntos en familia. Los que no comparten tus sueños y deseas ayudarlos, apóyalos, alimentando el “espíritu del intraemprendedor familiar” y por favor, ten presente que esto generará un valor superior a tu legado, tarde o temprano la siguiente generación te lo agradecerá.

 

Related Posts