La propina emocional

Mi último viaje a Estados Unidos tenía como fin participar en un seminario Internacional, para esta oportunidad opté por hospedarme en un hotel tranquilo, cerca del aeropuerto y del lugar del evento. Las instalaciones dejaban ver sin duda la intención de sus administradores por dar una excelente impresión, la habitación estaba en perfecta limpieza y tenía un agradable aroma.

 

De regreso de mi primer día de capacitación, la camarera se había esmerado por hacer que la habitación estuviese reluciente de  nuevo. Sobre el bureau cerca de la cama había un bloc de notas y un lapicero, tomé uno y escribí: “Muchas gracias por mantener limpia mi habitación, tu trabajo es muy importante para esta empresa y se nota que lo haces con esmero y dedicación, aprecio mucho lo que haces, Dios te bendiga”.

 

Al siguiente día, la habitación lucía impecable, en cada detalle de esa habitación estaba escrito “tu mensaje me hizo sentir que mi trabajo es valorado”, incluso cambió todas mis toallas, a pesar de que la que utilicé estaba colgada como señal de que pensa

ba utilizarla de nuevo sin necesidad de cambio, y dejó un desodorante ambiental sobre mi cama. Además se preocupó por escribir un mensaje que decía “Muchas Gracias”. Al dejar el hotel dejé mi propina monetaria sobre la cama y adicioné otro mensaje: “Gracias por tu servicio, aunque no tuve el honor de conocerte, sé que eres un gran trabajador, hoy cuando vayas a casa dile a tus seres queridos que son importantes, a veces las personas necesitan más una propina emocional” 

 

 

Las recompensas económicas son un elemento motivador para los colaboradores, pero no son el único, ni necesariamente le mejor, el capital humano es uno de los activos más valiosos en las empresas, y las palabras de aliento y de agradecimiento no sólo  son gratis sino que  producen un  efecto positivo sobre las personas. Saluda, agradece, sonríe y cada vez que tengas la oportunidad de resaltar el buen trabajo de alguien, hazlo sin dudar, porque en muchas ocasiones resultará más satisfactorio que cualquier dinero que puedas dar.

 

 

Related Posts

noviembre 19, 2019

La propina emocional