¿Por qué es importante un coach o un mentor en una empresa familiar?

Hace algunos días navegando en una de las aplicaciones de streaming me llamó la atención la película ‘Pasante de moda’, protagonizada por Robert De Niro y Anne Hathaway, esta última interpreta a Jules, CEO de una compañía que vende ropa por internet y que lanza un programa de pasantías para adultos mayores. Ben, interpretado por De Niro, es un hombre de 70 años, jubilado que se incorpora al proceso buscando salir del aburrimiento y la rutina.

En una enriquecedora combinación entre experiencia y juventud, Ben se convierte en un Coach o Mentor de Jules, quién, al igual que muchos directivos y gerentes de empresas familiares, carece, en medio de todas sus ocupaciones, de alguien que la escuche y le ayude a enfocarse y sacar el mayor provecho a las habilidades que posee y que en muchos casos no pone en práctica.

Esa es la principal función del Coach, guiar a su cliente para que incremente al máximo su desempeño liberando el potencial que se encuentra dentro de él, y si es además un líder dentro de la organización, construir un pensamiento que le permita evaluar a sus colaboradores con base en su potencial y no en su desempeño.

Por lo general, los obstáculos más grandes que tienen las personas están en su interior y generan más temores que los externos, el potencial promedio manifiesto en un trabajador es del 40%. Una empresa familiar que desee incrementar de manera exponencial las capacidades de sus colaboradores invertirá en un proceso de Coaching, algunos de los principales usos de esta disciplina moderna son:

 

  • Motivación del personal.
  • Delegación.
  • Resolución de problemas.
  • Creación de equipos.
  • Trabajo en equipos.
  • Evaluaciones y valoraciones.
  • Desempeño en las tareas.
  • Planificación y revisión.
  • Desarrollo del personal.

 

La meta del coach es desarrollar el conocimiento, la responsabilidad y la confianza de cada miembro de la empresa familiar en sí mismo, generar esa autoestima requiere descargarse del deseo de controlar a las personas y de esta manera incrementar la productividad. Siempre es un buen momento para invertir en el talento humano, atrévase a incorporar a un coach y estará muy satisfecho de los resultados que logrará en el corto plazo.

Informes

MBA. Steven Mejías Rodríguez

Consultor en Dirección de Empresas Familiares y Coach Ejecutivo

FAMBUSINESS COSTA RICA

Email: smejias@iccfamilybusiness.com

Teléfono: 8348-0431

Related Posts

noviembre 12, 2020

La cuenta bancaria emocional