Natalia Hermida

«Antes de contratar los servicios de consultoría Fambusiness de Arturo Rivadeneira, la familia y las empresas teníamos una estructura informal. Manejábamos las situaciones presentes sin priorizar el futuro.

Durante más de 2 años hemos trabajado con Arturo. En ese tiempo él se metió de lleno y con compromiso firme, analizó nuestros intereses personales y profesionales, las competencias, herramientas, protocolos a implementar, políticas empresariales. Su atención ha sido exquisita y apoyo en diversos temas.

Los resultados han sido sorprendentes. Conformamos una estructura especializada y formal que nos permite tomar decisiones más equilibradas . Hemos potenciado las competencias en cada miembro familiar  y alcanzado un nivel de estabilidad familiar y profesional. Hemos logrado unificar criterios y que el bien común sea lo prioritario, garantizando la continuidad de la empresas.  No tengo más que agradecimientos hacia Arturo.